Conducción distraída

headline-widget

Descubra cómo la telemática puede ayudar a manejar la conducción distraída

¿Qué significa conducción distraída?

La conducción distraída es operar un vehículo mientras se realizan actividades que desvían la atención de la conducción. Se ha demostrado que conducir distraído aumenta la probabilidad de que se produzca un accidente y la gravedad de dicho accidente. Las actividades comunes que distraen la conducción incluyen: enviar mensajes de texto, comer, hablar por teléfono celular o interactuar con el sistema de información/ entretenimiento de un vehículo.

Las aseguradoras y los proveedores de servicios telemáticos están trabajando conjuntamente para combatir la conducción distraída a través del monitoreo, la información y el otorgamiento de incentivos al buen comportamiento.

¿Qué tipo de datos de conducción distraída se recopilan?

Mientras se conduce (y solo mientras se conduce), los datos de los teléfonos inteligentes de los conductores se recopilan junto con otros datos telemáticos. Las actividades comunes monitoreadas incluyen:

  • Llamadas
  • Pantalla activa e inactiva
  • Manejo activo de dispositivos
  • Otro uso de dispositivos

¿Cómo se utilizan los datos?

Los datos sobre el uso de teléfonos inteligentes se correlacionan con la conducción de vehículos y los datos contextuales para dar una puntuación a los niveles de distracción. Estos datos pueden usarse como un factor de riesgo adicional para la calificación del comportamiento del conductor asegurado, con base en el uso. Las aseguradoras también usan esta información para programas de retroalimentación para entrenar a los conductores y reducir la conducción distraída.

¿Cómo aborda la telemática la conducción distraída?

La reducción de la conducción distraída puede mejorar directamente la proporción de pérdidas de las aseguradoras a través de accidentes menos frecuentes y graves. Esto se puede hacer mediante:

  • Supervisar la actividad de los teléfonos inteligentes para identificar y anotar la conducción distraída
  • Informar a los conductores de las actividades de conducción distraída, reduciendo la frecuencia de distracciones futuras
  • Incentivar los comportamientos de manejo seguro a través de recompensas y primas de seguro reducidas

El impacto de la conducción distraída

La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras, estima que el costo económico total de la conducción distraída supera los $129 mil millones de dólares. Las aseguradoras soportan la mayor parte de este costo en accidentes más frecuentes y severos.

  • La distracción ocasionada por el teléfono inteligente ocurre en más de la mitad de todos los accidentes (fuente)
  • La conducción distraída contribuye al 10% de todos los accidentes fatales y al 18% de todos los accidentes con lesiones (fuente).
  • Enviar mensajes de texto mientras se conduce aumenta las probabilidades de sufrir un accidente en 23 veces (fuente).

Recursos destacados